';

Carillas Dentales en Bilbao

La sonrisa más atractiva

Las carillas dentales son finas láminas de distintos materiales altamente estéticos que se adhieren a la cara exterior de los dientes anteriores.

Su finalidad es corregir defectos estéticos (color, forma, tamaño) de los dientes.

A través del «Diseño digital de la sonrisa», somos capaces de mostrar al paciente resultados finales de su sonrisa antes de empezar el tratamiento.

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son finas láminas de distintos materiales altamente estéticos que se adhieren a la cara exterior de los dientes anteriores, mejorando su aspecto estético de forma inmediata. 

Es importante tener en cuenta que su objetivo no es mejorar la funcionalidad de los dientes, sino lograr un aspecto mucho más agradable de ellos, por eso antes de colocarlas se debe garantizar la salud bucal del paciente. 

El tratamiento debe ser personalizado, ya que cada carilla se crea a medida de cada paciente con el objetivo de lograr el mejor resultado, así como una sonrisa armónica y natural.

A través de este tratamiento de estética dental, logramos corregir defectos como dientes torcidos, piezas dentales rotas, manchadas, irregulares o desgastados.

Tipos de carillas dentales

Existen distintos tipos de carillas dentales de acuerdo al material del que están hechas, aunque ambos cumplen el mismo objetivo, el tipo de material adecuado para cada paciente deberá ser determinado por el especialista. 

Carillas dentales de porcelana

Este tipo de carillas se dividen en Ultrafinas, Zirconio y Disilicato de litio, aquí te explicamos las diferencias: 

Carillas ultrafinas

Son las carillas de mayor calidad y duración, esto se debe a la porcelana inyectada con la que se elaboran. 

Su colocación suele ser sencilla, ya que gracias a su grosor de máximo un 1 milímetro, en la mayoría de los casos no requiere la alteración de la forma natural del diente sobre el que van colocadas. 

Carillas de Disilicato de Litio

Este material se caracteriza por su resistencia, que suele ser hasta 3 veces mayor que el resto de materiales, lo que lo hace ideal para tratamientos como prótesis dentales, puentes, coronas y carillas dentales. 

Uno de los grandes beneficios de esta combinación de vidrio y cerámica es su adherencia al tejido dental, logrando una unión mucho más duradera. 

Carillas de Zirconio

Este tipo de láminas tienen un grosor mayor a las ultrafinas y suelen ser más opacas, lo que hace que su uso esté recomendado en casos muy específicos. 

El zirconio es un material muy resistente y que gracias a su transparencia ofrece resultados muy naturales, por lo que también es utilizado para otros tratamientos como coronas, puente y fundas unitarias. 

Carillas dentales de composite

Este material ofrece un buen resultado estético, sin embargo suelen ser menos duraderas que las carillas de porcelana, por lo que su uso está recomendado en casos en los que la corrección que se va a realizar es muy sencilla o en pacientes muy jóvenes (menores de 18 años). 

¿Cómo se ponen las carillas dentales?

No importa el material del que estén hechas, las carillas dentales van adheridas al diente natural del paciente. 

La colocación de las carillas de composite suele ser más rápida y sencilla, ya que el dentista moldea el material directamente sobre el diente. Por otro lado las carillas dentales de porcelana suelen ser creadas en un laboratorio y colocadas sobre el diente mediante un cementado. 

Más Tratamientos